10 mar

Hola a todos V

Publicado por Cepesma

Vaya rechoncho que estoy, me cuesta dar la vuelta, me he tenido que quedar fuera de la piscina, porque ese que tiene barba como yo, se empeño en que no debía de quedar por la noche dentro del agua, ¿será posible?…

La verdad es que tuvo que trabajar lo suyo, sudaba y todo para lograr meterme en este sitio.

Mirar, fue de película, cuando llegó por la noche para darme de cenar, quiso que saliera del agua porque dice que se ensucia mucho cuando como en la piscina y creyendo que soy tonto, intentó engañarme con una caballa enseñándomela, la verdad es que me relamía viéndola , el daba vueltas a la piscina y yo detrás…pero de salir fuera…nada, pensando que cansado, me la daría.

Tanto me provocó que no pude aguantar más y terminé saltando fuera corriendo tras él hasta que me dio el pescado, intenté tirarme a la piscina para comerlo , pero el muy cuco, me cogió por las aletas traseras y me intentó guardar en el box que está a solo unos metros, pero logré dar la vuelta, salté y le mordí los pantalones haciéndole tres agujeros enormes, se le veían los pelos de las piernas..jijiji.

Como es más grande y abusón me empujó y no me quedó más remedio que obedecer, porque estaba muy enfadado y algo dijo de mi…madre….no lo entendí bien, por lo que me resigné a estar encerrado hasta cenar opíparamente pensando en no dejar ni una escama.

Nada más acabar, me abrió la puerta y me dejo salir para la piscina, pero me quede escuchando ruido que había fuera subido a la repisa.

Sentía unos ladridos afuera, parecía alguno de mis amigos, que pena que no fuese Nin o Pin o mamá que tanto la recuerdo;….Miré extrañado, me estiré todo lo que pude y entonces vi algo increíble ….. a solo unos metros otra foca como yo, parecía algo más grande, durante un rato estuve quieto observándola , ella también me miraba fijamente, estiré de nuevo el cuello para verla mejor y ella hizo lo mismo , me moví a la derecha , jooo y ella también, me estaba tomando el pelo..o eso parecía, pensé.

Lo mas lógico era que pudiéramos ser amigos y entonces le dije que se bañase conmigo, ufff.. que desagradecida,,, no me dijo nada, ni las gracias.

Me fui acercando despacio para olisquearle los bigotes como solemos hacer siempre con los amigos, igual que los besos en los humanos o cuando se dan la mano y ella también se acercaba, poco a poco…cada vez más cerca…y ya tan cerca que solo unos centímetros nos separaban,..pero de repente…!!ponnnnnn!!……menudo golpe que me di…..joooooo…quede casi mareado, me daba vueltas todo, había pegado contra el cristal del ventanal.

Al sentirse el golpe, Luis llego a ver qué había pasado, vio unas manchas de grasa de pescado en el cristal y dijo:……pero Playu,..¿estás tonto?…ufffffff….con la luz encendida al ser de noche, el ventanal hacia espejo y en vez de un amigo más, era yo mismo reflejado en el cristal.

Tal fue el revuelo que apareció Niebla, para mirar como tenia de hinchadas las narices Niebla es una “foca” terrestre, con mucho pelo y muy grande y en vez de aletas tiene cuatro patas gordas con uñas igual que las mías y rabo, dicen que pesa setenta y pico kilos y ya nos hemos besado..!! tres veces!!….estoy seguro que podemos hacer buena pareja aunque tenemos un problema, a ella el agua no le gusta ni en pintura, ni tampoco el pescado porque me dijo que lo que más le encantaba era el pienso.

Después del golpe, dormí de un tirón toda la noche hasta que me despertaron duchándome con una manguera los muy capullos, para estar limpio desayunando, mientras tanto, Isabel que me entiende muy bien me habla y me llama wuapo y yo como soy agradecido le guiño un ojo.

Justo antes de que me despertaran, estaba recordando aquellos días en los mares del norte y precisamente el buceo del día después de que aquel pulpo me quisiese asfixiar.

Esa mañana, antes de amanecer salimos unos cuantos a nadar, entre ellos estaba Pin, Lili y Nin.

El mar estaba mejor y me metí más tranquilo, mamá iba detrás de nosotros con dos amigas y la madre de Lili, nos dedicamos a coger cangrejos porque los peces eran muy rápidos, pero al morderlos en ocasiones me hacían daño con las pinzas.

También probé algunas algas, aggggg……,las había que sabían muy mal …donde esté la leche que se quiten estos bicharracos..

Salimos un poco a tierra para contarnos lo que habíamos cogido cada uno, uffff, yo era el que menos, porque todos incluso Nin habían comido algún pez, claro no nadando, sino enterrados en la arena, jooooo….donde yo buceaba no había arena era todo roca y si que vi un pulpo…pero como para meterse a por él,,,, no me atreví.

Mi madre dijo a la madre de Lili que o se ponía a régimen, o tenía que lastrarse para bucear más cómoda, y es que está muy gorda, pero mucho y claro así le cuesta bajar.

¿A que no sabéis que le propuso mi madre? Pues nada menos que meterse unas cuantas piedras en el estomago,..jajajajajaj.

Lo curioso es que le hizo caso y se tragó cinco que pesarían más de un kilo entre todas.

Nada más tragarlas, jooo…sin agua ni nada, sin empapizar, se metieron en el agua, nosotros todos detrás y la verdad es que buceaban tanto que nosotros no podíamos seguirlas, ¡!vaya truco el de las piedras!!

Poco a poco comenzamos a sentir un sonido en el agua que se hacía cada vez más y más fuerte, llegando a ser ensordecedor y sentí dolor en los oídos y la cabeza.

Nos reunieron a todos en la superficie y asomábamos la cabeza mirando algo muy grande que se acercaba, que es eso mamá?….hijo es un petrolero, que transporta petróleo, un producto que sacan del fondo del mar con unas plataformas y lo trasvasan a los tanques de esos gigantescos barcos, tenemos que marchar rápido que nos pasa por encima y sus grandes hélices nos descuartizan, venga….rápidooooo….correrrrr.

Como pudimos, nos separamos y ya más lejos miramos lo grande que era, uffff…impresionante., parecía que no se movía pero era por lo grande,…decía mamá que más de trescientos metros.

De pronto, las focas grandes comenzaron a gritar y mandarnos salir del agua, salid…salid que nos alcanzará.

Yo no entendía nada, los demás pequeñajos tampoco pero los gritos de nuestras madres eran desgarradores, el barco parecía alejarse y sin embargo todo era un caos.

Nos empujaron a tierra firme y todos salimos rápido del agua, vi que algunas aves graznaban moviendo sus alas chapoteando en agua sin poder volar, y entonces comprendí que algo muy malo estaba sucediendo.

Mi madre decía:..!!otra vez…!!.otra vez más no es posible, todos los mayores estaban muy disgustados y se lamentaban llorando sin cesar, nosotros…desconcertados no sabíamos lo que pasaba, aunque sabíamos que era algo muy serio.

Seguimos mirando para la zona donde las aves eran incapaces de despegar del agua, eran muchas, muchas; También se notaba un olor muy fuerte que lo inundaba todo

El agua era negra, y la espuma antes blanca, ahora estaba también de ese sucio color y al llegar a la costa quedaba todo embadurnado , incluso una familia de pingüinos se arrastraban entre las rocas impregnados, uno,,,,, cinco,, veinte,..uffff…muchos más iban saliendo del agua llenos de esas manchas, algunos tenían hasta los ojos pegados.

También a duras penas, dos focas grandes y un pequeño como yo que vivían en nuestra colonia salieron del agua manchadas por casi todo el cuerpo.

Las mamás daban voces diciéndonos que no se nos ocurriese limpiarnos con la boca, porque nos envenenaríamos , que era un producto muy tóxico.

Vimos como flotaban en el agua también gaviotas moribundas, sin poder nadar, sentía escalofríos al ver aquella tragedia sin que nadie, ni nosotros, pudiéramos hacer nada para evitar el sufrimiento y la muerte de todos aquellos animales.

Y ahora qué podemos hacer, pregunté a los demás,….marchar…marchar el que pueda , porque aquí mañana los que sobrevivan, no podrán nadar y tampoco tendremos qué comer …

Pero se ha hundido algún barco con petróleo?……no Playu lo que ocurre es que una vez más a algunos hombres no les importamos nada y limpiar los tanques del barco así, les parece razonable como tantas veces.

Playu

…….continuará


Deja un comentario




No se publicará



Síguenos en internet

Donaciones en Paypal

Archivos

Teléfonos

+34 689.57.07.08

Dirección

Paseo del Muelle 25
33700-Luarca

Localización Cepesma

Contacto




Campos obligatorios.


Su mensaje ha sido enviado. Puede cerrar esta ventana.

Cerrar Contacto