13 ago

Apertura del Centro del Calamar Gigante

Publicado por Cepesma

El pasado 12 de agosto, abrió al público el esperado Centro del Calamar Gigante.

La puesta en marcha de esta infraestructura museística, financiada por el Principado de Asturias con 1,3 millones de euros y también por el Plan de Dinamización de la Comarca Vaqueira con casi 300 mil euros, es una apuesta decidida por generar los mecanismos que sin duda necesitaba la comarca occidental asturiana, haciendo de este equipamiento, sin duda uno de los principales valores culturales, turísticos y medioambientales del occidente de Asturias.

Es también el punto final de un periplo sinuoso en el que han estado inmersos los elementos de CEPESMA, sobre manera los calamares gigantes.

Desde primeros del año 1998 cuando dio comienzo la exposición de esta organizaron en el colegio Padre Galo de Luarca, ha sufrido varios traslados debidos a su crecimiento, primero a unas instalaciones financiadas por el Principado de Asturias en la localidad de Villar, y recientemente a una nave cedida por FEVE. Sin duda ninguna de las dos alternativas, cumplían los requisitos que merecían tales contenidos.

Es por lo tanto, ésta última ubicación, la que realmente presenta un atractivo total para darle dignificación al material expositivo, que sin otro precedente en el mundo, lo encumbra como la exposición dedicada a los grandes cefalópodos más importante del mundo.

Hemos de agradecer sinceramente el interés por realizar este equipamiento al Gobierno del Principado de Asturias, en particular a la decidida apuesta por el presidente Don Vicente Álvarez Areces y a la corporación municipal de Luarca, con mención especial al alcalde de Valdés Juan Fernández Pereiro, que desde su primera legislatura puso el empeño en hacerlo realidad y apoyar nuestras actividades.

Esa realidad, hoy se muestra tangible, representando un estimulo extraordinario a las necesidades turísticas de la comarca y a las pretensiones de CEPESMA para garantizar una andadura que no ha hecho más que comenzar.

No queremos dejar al margen de nuestro agradecimiento a asociaciones, cuerpos de seguridad del estado, Guardia civil, Policías locales, Protección Civil, Salvamento Marítimo, armadores de Pesca y profesionales del Mar , Entidades Científicas, a las personas voluntarias que han participado durante éstos últimos 12 años y de la misma manera también a los distintos medios de comunicación que durante todo este tiempo han facilitado que nuestras actividades repercutiesen en la sociedad.

Hemos de felicitarnos por algo que ha de marcar un antes y un después de una andadura difícil con grandes inconvenientes durante estos 12 años en los que CEPESMA ha intentado dignificar el mundo marino, para ponerlo a la altura y en las misma condiciones de respeto y conservación del medio terrestre.

La exposición, con una filosofía practica y didáctica, sumerge al visitante en las idiosincrasias del mundo marino, con incidencia directa en los hábitats de sus protagonistas principales, los calamares gigantes, sin eludir la importante labor de educación y sensibilización que siempre ha promovido Cepesma.
El centro tiene tres plantas. La visita se inicia en la segunda planta. Allí el visitante puede encontrar información sobre el fondo oceánico, las especies alóctonas; y también sobre el planeta y las leyendas que rodean al calamar gigante, al «kraken» en la literatura de Julio Verne, y al llamado «peludín», en Asturias. A continuación, el espectador se adentra, un piso más abajo, en la morfología y estructura del gran calamar. El más largo mide cerca de 14 metros y uno de sus tentáculos atraviesa la sala donde se exhibe y donde también se puede observar cómo se hacen las necropsias a estos singulares cefalópodos.

En el transcurso de la visita, se puede obtener información sobre la singularidad de cada océanos, sobre el material ajeno al mar que afecta a sus habitantes, como los plásticos; y sobre casi 500 especies diferentes. Además, a lo largo del recorrido, y según se realiza la visita de arriba abajo, el espectador puede observar una columna que recrea cómo son los fondos abisales. También es singular el olor a mar de una de las salas, donde en el decorado no faltan las algas, ni los fósiles de algunas especies.

Los protagonistas, como era de esperar, son los seis calamares gigantes expuestos en el muse. No obstante, la muestra incluye decenas de especies abisales y ejemplares únicos como el mayor congrio del mundo, que con 81,5 kilos de peso fue capturado en aguas de Gijón.
Además de la colección museística el centro cuenta con diversas instalaciones y entretenimientos -unidos por una columna de agua que ocupa el centro del edificio- tendentes a promover la divulgación y el conocimiento sobre las especies marinas. Así, en los 908 metros cuadrados que abarca el inmueble de nueva planta ubicado en el muelle nuevo de Luarca, se ha habilitado una sala de conferencias y una sala interactiva, en la que una proyección sirve de clausura al itinerario.

Las nuevas tecnologías también se han incorporado en los paneles explicativos de los ejemplares expuestos, lo que favorece el atractivo de la muestra y potencia su carácter didáctico.
Así, son los más pequeños los que más disfrutan con estos elementos. Buena prueba de ello es la sala en la que, mediante diversos pulsadores, se pueden identificar las distintas partes de un calamar gigante, un juego que, si bien está pensado para los niños, también hace las delicias de los mayores. Lo mismo puede decirse de la recreación del interior de un submarino histórico, en la que los visitantes pueden ponerse al mando del timón y conocer los fondos marinos.


Síguenos en internet

Donaciones en Paypal

Archivos

Teléfonos

+34 689.57.07.08

Dirección

Paseo del Muelle 25
33700-Luarca

Localización Cepesma

Contacto




Campos obligatorios.


Su mensaje ha sido enviado. Puede cerrar esta ventana.

Cerrar Contacto