09 jul

El pulpo adivino…por razones naturales

Publicado por Cepesma

Viernes 9 de julio de 2010

Llama la atención al mundo entero un pulpo de nombre Paul que bien podría tener el nombre de cualquiera de los históricos adivinos o visionarios de la historia, como Nostradamus, sin embargo, ninguno de estos ilustres humanos con condiciones premonitorias se hubieran retado a saber en qué portería entraría el balón más veces para dar ganador a un determinado equipo.

Nos preguntaremos porqué esa circunstancia, el porqué de que sus aciertos sean la base para encumbrarlo como el octópodo más famoso de la historia, incluso por encima de los misteriosos y singulares calamares gigantes?

Pues no es tan difícil la respuesta…..los pulpos, al igual que los demás cefalópodos son seres de gran capacidad depredadora, con un potencial de agresividad muy alto y con un afán de territorialidad más allá de otras especies.

Esa circunstancia, hace que los colores intensos les resulten más estimulantes que los restantes, el rojo…que el percibe de manera distinta a nosotros los seres humanos, es sin duda el preferido para ellos, no solo eso, sino que les hace mostrar más agresividad.

Mi experiencia con alguno de ellos, me demostró que son especies de gran capacidad visual, muy por encima de otros seres y capacitados para diferenciar la potencialidad de los tonos y colores, no solo eso, sino que los copian fielmente para pasar desapercibidos.

Los propietarios de Paul, curiosamente exponían un recipiente de metacrilato con la bandera alemana, al mismo tiempo que hacían lo mismo al lado con otro recipiente con la bandera de la nación del equipo que tenían como contrincante.

Esta circunstancia, que aparentemente podría resultar inadvertida, no lo era de la misma forma para el pulpo, que ante su color de preferencia, el rojo de la bandera alemana le hacía estimularse hacia dicho recipiente.

Así, partido tras partido, al tener predilección por el rojo, los alemanes han visto como Paul adivinaba el resultado.

Cosa aparte fue cuando esa bandera alemana se enfrentó a los colores más intensos de la española, en éste caso el pulpo, decididamente, cambió de posicionamiento.

Esa misma circunstancia se dará hoy, cuando Paul vea de nuevo la fuerza del colorido de nuestra bandera y sin dudarlo se asentará sobre ella, dejando temerosos a los tulipaneros que verán el reflejo anticipado de quien se quedará con la copa del mundo.

Redundando algo más en la agresividad y el interés de los animales por el rojo, simplemente podemos ver la muestra en los toros de lidia y en innumerables especies que se sienten expresadas ante la continuidad cercana de tal color, incluso el ser humano sufre estímulos importantes psicológicos en estancias con tales colores, llegando a hacerle partícipe de estados que pueden transitar desde la alegría hasta estadios de agresividad.

El pulpo, especie singular donde las haya, tiene sin duda una de las inteligencias más desarrolladas entre los seres marinos, sorprendiéndonos con comportamientos propios de alguien capaz de pensar algo más allá de lo que nosotros mismos pensamos de ellos.

El ojo del pulpo, está compuesto por cristalino, esclerótica, humor acuoso y retina, sin embargo el nervio óptico es muy escueto al tener tan cercano el lóbulo óptico cerebral, por ello la capacidad inmediata de respuesta al no tener que realizar proceso.

A diferencia de nosotros, ellos no sufren presbicia, curiosamente cuanto más adulto sea más capacidad visual posee, al tener más diámetro ocular y al multiplicarse los rabdómeros, las células encargadas de absorber las fuentes de luz.

Algunos autores destacan que los cefalópodos no podrían discernir los colores debido a la ausencia plural de pigmentos, siendo la rodopsina el único encontrado, sin embargo, curiosamente, muchos cefalópodos interpretan fielmente las coloraciones adyacentes del entorno mimetizándose simbióticamente en tonos y colores fieles, además de asociarse crípticamente de forma extraordinaria, curiosa situación, ya que en ciertas profundidades no es necesaria la percepción crematística por ausencia de luz.

Entonces…como dar sentido a las células epidérmicas de la gran mayoría de los cefalópodos denominadas cromatóforos y que oscilan entre el amarillo, naranja, negro,, verde y ocre? y que sin ninguna duda….utiliza a su antojo…copiandolos..repartiendolos en su piel para..camuflarse?

Mucho tendremos que aprender de éstos singulares animales que desde el Cámbrico, fueron evolucionando como pocos, incluso en la capacidad intelectiva, suerte tenemos los humanos que su longevidad es…escueta..muy escueta, como mucho los dos años y que la evolución intelectiva está supeditada simplemente a los conceptos genéticos adquiridos generacionalmente, pero no en la experiencia que puede aportarle sus progenitores, que en múltiples ocasiones se mueren posteriormente a la propia fase reproductora, si lograsen alcanzar nuestros ochenta años y la experiencia del tiempo, de las vivencias y de la..enseñanza ,..menuda…casi..nada

Por lo tanto, disfrutemos mientras de la alegría que da el..rojo…la ROJA, y de las adivinanzas de…..nuestro fiel animador…Paúl.

Luis Laria


Síguenos en internet

Donaciones en Paypal

Archivos

Teléfonos

+34 689.57.07.08

Dirección

Paseo del Muelle 25
33700-Luarca

Localización Cepesma

Contacto




Campos obligatorios.


Su mensaje ha sido enviado. Puede cerrar esta ventana.

Cerrar Contacto