17 mar

En Asturias los “chopitos” se hacen calamares gigantes

Publicado por Cepesma

Artículo publicado en “El Mundo es un pañuelo”, http://isabelpaz.com/

El Principado tiene enfrente dos extraordinarios ecosistemas, dos puntos calientes de la biodiversidad marina planetaria. Se trata de El Cachucho y el Cañón de Avilés. Hábitats esenciales para la vida, tesoros biológicos. Disponer, a escasos kilómetros de la costa, a tiro de piedra (65km) El Cachucho y unos 11,2km El Cañón de Avilés- de semejante Laboratorio es un sueño para la comunidad científica internacional. Nosotros, en España, estamos demasiado lejos de “ver” y “explorar” el potencial del llamado Paraíso. Los científicos hacen mas de lo que pueden. Llegados a un punto, el violento frenazo por imperativo legal- leed económico- es insalvable. Mientras, la destrucción del medio marino, puestos de trabajo y del propio futuro galopa a velocidad de vértigo. Sí, todo va muy deprisa.

Cañón Avilés

Muy pronto, los recursos llegarán de la mar. Las diferentes perspectivas económicas y ambientales que ofrece el medio marino son infinitas. La Unión Europea hace números sobre el crecimiento del sector de la biotecnología; las cuentas salen muy bien. Además, el Horizonte 2020, ya está a la vuelta de la esquina.
Llevo varios días intentando averiguar si la afortunada Asturias se prepara para ese despegue, para ese nuevo concepto productivo que algunos llaman economía azul. Hoy , como hace ya un par de años, aún no se han sacudido la pereza. Libros verdes y blancos a medio hacer, desconocimiento de la realidad, burocracia, pretextos fáciles siempre relacionados con la palabra crisis – esa especie de hiperjustificación que sirve para todo- nos descuelga de la investigación.

El Centro del Calamar Gigante de Luarca- fantástica localidad marinera – no resistió los golpes de la mar, era débil desde el principio. El espacio museístico tenía a su espalda muchas batallas, duras luchas por ser y permanecer. Todo el potencial científico y turístico- veinte años de la vida de Luis Laria y su equipo- lo tiró por la borda un arquitecto. Claro que, la supervisión de una obra pública, el compromiso de eficiencia en las inversiones que pagamos todos, no forma parte, al parecer, del buen gobierno. Por no tener, el Museo no disponía de un seguro que protegiera ni su contenido ni su continente ¿Y eso?…

El Principado de Asturias busca una solución. El edificio público se convirtió de la noche a la mañana en un fantasma que recuerda nuestra torpeza e irresponsabilidad. Cuatro ejemplares de calamar gigante aún quedan con vida -vida museística, se entiende- pero CEPESMA necesita unos 30.000 euros para la reconstrucción de las urnas que rompió el temporal. Un importante porcentaje de la población española se enteró de la existencia del Museo y de los calamares gracias a la metedura de pata de una presentadora de TVE ¿Cómo puede ser?Al “Paraíso Natural”, a la vista de lo ocurrido, le falta promoción, creer en lo que tiene y apostar.

Una pareja de architeuthis dux de CEPESMA se exhibe, como la joya de la corona, en el Museo de Historia Natural de Washington. En la “Operacion Calamari” – traslado desde Luarca- participaron la Marina y la Fuerza Aérea de los EE.UU (Operation Calamari) En el Principado, la mejor colección del Mundo de calamares gigantes, se la llevó el agua . Pocos la conocían. Ahora, no hay dinero para conservar lo poco que nos ha quedado. Tampoco para comprar unas gafas con las que ver el futuro encerrado en los fondos abisales. Por cierto, del Observatorio Oceanográfico de Luarca, tampoco hay noticias.


Deja un comentario




No se publicará



Síguenos en internet

Donaciones en Paypal

Archivos

Teléfonos

+34 689.57.07.08

Dirección

Paseo del Muelle 25
33700-Luarca

Localización Cepesma

Contacto




Campos obligatorios.


Su mensaje ha sido enviado. Puede cerrar esta ventana.

Cerrar Contacto