14 mar

Hola a todos IX

Publicado por Cepesma

Me he dormido recordando las penurias de los delfines como os contaba ayer y acaba de despertarme Isabel; Nada más llega, lo primero que hace es venir a verme, se queda mirándome sabiendo que pronto ya no me vera más, pero sé que muchos días de su vida me recordará, no podrá olvidarme nunca y pensará que estoy muy bien con los míos, en esos mares fríos donde nací.
Llega como siempre encantada, me saluda muy alegre y comienza a limpiar la piscina, después me prepara la comida, la pesa…un kilo y medio de cada vez y me lo da, queda asustada todos los días viendo como lo trago sin masticarlo, cada día más rápido, para que os hagáis una idea, mi boca es como una aspiradora, lo absorbe todo para dentro y hago un ruido increíble.
Es como vosotros cuando sorbéis la…sopa ..jijiji…es de mala educación pero….uffffff… en un abrir y cerrar de ojos..no queda nada, me encanta comer hasta los trozos más minúsculos que quedan en el suelo, hoy, incluso dos pedazos no más grandes que dos lentejas que quedaron pegados a la pared, me estiré y los comí a lametazos.
Isabel como no tiene hijos….creo que me dedica a mí todo ese empeño, jajajja bueno….también es que le encantan los animales, como si no.
Su padre tiene quinientas vacas así que como para no gustarle, pero tengo que contaros lo que le pasa con un patito que trajeron al Centro de recuperación cuando era recién nacido, ella lo crió en su casa y después lo trajo, pero como vuela mucho, se marchó y viene a verla todos los meses, está unos días y se marcha de nuevo.
Escucho sonar el teléfono, ufff…cuanto estoy aprendiendo, ya sé hasta de tecnología y veo que Isabel se marcha cerrando la puerta.
Algo ha pasado para que marche sin despedirse, como suele hacer salpicándome con el agua porque sabe me encanta jugar.
Al poco tiempo, no más de una hora, llega con Luis, traen una caja de aluminio grande y la pasan para donde yo estuve casi dos semanas, los veo perfectamente por el ventanal, ese ventanal que me conecta con el mundo exterior al que pronto saltaré.
Hablan despacio, será para que no me entere yo?…no, parece que traen a alguien mal y cuando eso ocurre son sigilosos, saben que los animales salvajes sufrimos con los contactos humanos.
Jooooo, es una nutria, las nutrias son animales parecidos a nosotros, mucho más pequeños se diferencian también en que tienen patas y un rabo largo, pero la cara con unos bigotes grandes es muy parecida a la nuestra
Ya os dije hace unos días que nosotros, evolucionamos de unos seres parecidos a las nutrias, que casualidad que coincida conmigo aquí, a los dos nos encanta el agua, en mi caso la del mar, antes a nosotros también nos gustaban los ríos, como a ellas ahora, aunque os diré que existen nutrias de mar, más grandes que pueden llegar a pesar más de veinte kilos.

Lo tienen en la mesa del quirófano, pobre…..dicen que está muy mal, no anda de las patas, vaya mala suerte de atrás, sangra por la cabeza por un corte muy grande y también por la boca y por el ano.
Es un macho y pesa 5 kilos, ósea que es adulto y en esta época están en celo, recorren más territorio, incluso cambian de ríos buscando novia por eso salen a las carreteras y al cruzarlas sufren accidentes con los coches.
Es posible que tenga lesiones en la columna vertebral y en la cadera además de algún órgano interno.
Se está estresando mucho el ritmo cardiaco es excesivo, tiene espasmos y respira muy mal, lo aíslan en un espacio para él solo, tapado para que se tranquilice.
Después de una hora más o menos han venido a ver como estaba y le pusieron una inyección, le miraron la temperatura con una pistola, dicen que está mejor,..pero hasta que no pasen al menos dos días es imposible hacer nada con él.
Aquí en el puerto de Luarca, creo que hay una pareja de nutrias que todos los años tienen cachorritos, dos o tres.
Luis las llama reclamándolas por la noche ya de madrugada y le vienen a ver, les silba imitando los sonidos que hacen ellas para comunicarse y llegan muy cerca de él.
Esta preciosa nutria es de un rio que se llama Esva, desemboca en la playa de Cueva, una zona donde dos delfines vivieron mucho tiempo y que se hicieron muy amigos de Luis.
Da mucha pena ver sus orillas llenas de plásticos en el agua o colgando de las ramas de los arboles, sin que nadie los quite, algunos muy grandes…blancos, otros negros y como decíamos hace unos días esos terminan llegando al mar, por lo tanto deberíamos de pedir a las autoridades ahora que no hay trabajo, que hagan patrullas ribereñas con personas que hayan terminado el paro, así podrían dar de comer a sus hijos, pagar las hipotecas y haríamos nuestros ríos más dignos.
Dicen que pagan cuatrocientos y pico euros como ayuda a la gente que no tiene posibilidad de encontrar trabajo, yo pienso que sería mejor que pagaran algo más y que se dedicaran a hacer esas labores que tanta importancia tienen para la naturaleza y para la imagen de las zonas para no sentir vergüenza pareciendo países tercermundistas por la falta de respeto que algunos tienen y que el turismo no se resienta, porque viendo toda esta basura muchos no volverán nunca a esta preciosa tierra.

No seguiré hablando de esto, porque soy muy vehemente y me enfado mucho viendo que no se hace nada y que por desgracia esos señores que tienen el poder, miran para otro lado cuando se comentan éstas cosas.
En cuanto a los delfines Enol y Ercina, creo que nos contará algo sobre esta historia tan extraordinaria que cambio su vida al convivir con ellos durante casi cuatro años.
Él les puso el nombre de Enol y Ercina, como los lagos de Covadonga, eran un hijo y su mamá que se aislaron en una cala llamada Los Molinos, a solo unos tres kilómetros de Luarca, fijaros si fueron tan importantes en la vida de Luis que dice que han sido sus mejores amigos, por ellos creó una organización que se llama CEPESMA, para protegerlos y también nos contará algo de ella, antes de que yo me marche.
Hoy no quiero quitarle el protagonismo a la nutria, pero os prometo que si mejora, mañana sabréis más cosas de mí.
Playu
Continuará…………….


Deja un comentario




No se publicará



Teléfonos

+34 689.57.07.08

Dirección

Paseo del Muelle 25
33700-Luarca

Localización Cepesma

Contacto




Campos obligatorios.


Su mensaje ha sido enviado. Puede cerrar esta ventana.

Cerrar Contacto