02 nov

Información científica

Publicado por Cepesma

No todos los cefalópodos de gran tamaño son calamares gigantes. Los cefalópodos pertenecientes al género Architeutis poseen una serie de características que los diferencian de otras especies de gran tamaño. Son animales con tentáculos muy largos (2,5 a 6 veces la longitud de su manto), cuyas mazas tentaculares tienen cuatro filas de ventosas, de las cuales dos filas poseen ventosas de mayor tamaño. En el caso de los calamares gigantes estos tentáculos no son retráctiles.

Una característica propia del género es que a lo largo de todo el tentáculo se aprecian, espaciadas entre sí dos filas longitudinales de ventosas y almohadillas dispuestas alternativamente.

Aparte de esto, los Architeutis se caracterizan por poseer un cartílago de cierre de sifón con el manto sencillo y recto. Esta estructura es como un broche que une el manto con el sifón del animal, que se abre cuando el agua penetra al interior del manto para irrigar las branquias, y se cierra cuando es expulsada por la contracción, obligándola a salir por la abertura sifonal y, así, impulsando al animal.

Otros caracteres que permiten identificar un calamar gigante son el carecer de órganos luminosos o fotóforos y la forma característica de sus pequeñas aletas que ocupan menos del 40% de la longitud del mando.

El conjunto de estos caracteres morfológicos nos permiten diferenciar el Architeutis de otros cefalópodos de gran tamaño.

En la actualidad hay registradas 21 especies dentro del género Architeuthis. Sin embargo, la mayoría están descritas de forma inadecuada o insuficiente, por lo que se desconoce su número real.

La opinión más generalizada propone la existencia de una única especie, Architeuthis dux, compuesta por tres subespecies: Architeuthis dux dux en el Atlántico, A. dux martensii en el Pacífico Norte y A. dux sanctipauli en el hemisferio sur.

Los Architeutis son raramente capturados y cuando aparecen suelen encontrarse en mal estado, por lo que pocos ejemplares, entre ellos los nueve que posee CEPESMA, han logrado conservarse enteros.

Es difícil explicar por qué aparecen tantos calamares gigantes en Asturias pero una respuesta obvia es porque el Architeutis dux habita en las proximidades de las costas asturianas. Lo que se desconoce todavía es si efectúa allí todo su ciclo vital, o, por el contrario, únicamente pasa una fase de su vida. Hasta el momento no se han encontrado recién nacidos, ni juveniles, sólo hembras inmaduras y en maduración y machos maduros.

La proximidad de los cañones submarinos parece ser un factor importante para explicar la presencia de ejemplares en nuestras costas, siendo éste un hábitat donde pueden vivir ocultos y protegidos (1.000- 1.500 m), ascendiendo por ellos a la plataforma para alimentarse. En este sentido, la abundante presencia de la que parece ser la presa principal de los calamares gigantes nos puede llevar a una mejor comprensión de por qué están allí estos cefalópodos.

Posiblemente sea la costa asturiana la única zona de Europa en la que los calamares gigantes tienen un nombre común, desde tiempos remotos son conocidos por los lugareños como peludines. Este nombre tiene su origen en el estado en el que se encuentran los ejemplares que aparecen, ya sea varados o capturados por los arrastreros. Debido al contacto del cuerpo con el sustrato o con la red, la epidermis queda fragmentada y pelada en su mayor parte.

Fuente:
Enigmas de la Ciencia: El Calamar Gigante. Angel Guerra, Angel F.González, Francisco Rocha, Joaquín Gracia y Luis Laria.


Síguenos en internet

Donaciones en Paypal

Archivos

Teléfonos

+34 689.57.07.08

Dirección

Paseo del Muelle 25
33700-Luarca

Localización Cepesma

Contacto




Campos obligatorios.


Su mensaje ha sido enviado. Puede cerrar esta ventana.

Cerrar Contacto