30 abr

Retornarás…

Publicado por Cepesma

Se fue apagando lentamente la luz del Planetario…y mientras, yo en el centro..de pie con el control intentaría que ese momento crease en ella la sensación que le había ofertado…ponerle las estrellas a su altura. Nunca había estado en un planetario y eso se inclinaba a mí favor.
Ya en plena oscuridad comencé recreando el universo, viajamos al sol..a sus manchas, a las eyecciones constantes, le bajé la Luna …tanto tanto que ocupaba la cúpula completa, los once metros de diámetro. Recorrimos en un viaje fantástico uno a uno los planetas.

Ampliar

24 abr

Te bajaré las estrellas…

Publicado por Cepesma

Intentando romper esa sensación de tristeza, daba vueltas en mi cabeza buscando la forma de encontrar algo que disipara la angustia de aquel momento.
Sin saber cómo….me encontré acariciando con mis manos sus mejillas a la vez que le dije: ¡¡ ven Sheila !! , ven conmigo y te bajare las estrellas.

Ampliar

23 abr

Mañana ….se acaba.

Publicado por Cepesma

Seguimos caminando bajo un suave orbayo, bordeando el muelle. .ese hermoso circo que da seña identiraria, personal y única a la ensenada portuaria de Luarca, al compás de los policromos pesqueros y sus siluetas duplicadas en el agua simulando prolongarse hacia el fondo como lo hacen las estachas, los cabos a los que están presos.
Ella, a mi altura…paso a paso parecía embelesada del espacio y de los pequeños botes y decía sonriendo, apuntando, señalando con su mano:…serán los hijos y al crecer…. algún día también grandes, se harán a la mar.

Ampliar

22 abr

Y de repente frente a frente…

Publicado por Cepesma

Habíamos quedado a las siete de la tarde en las inmediaciones del Museo del Calamar.
La tarde estaba triste, diría fría, a pesar del bullicio de la mucha gente que iba y venía, caian gotas y el plomizo horizonte sobre el mar amenazaba aún con más.
Pasando justo cerca de la Iglesia hacia el paseo del muelle hacia el lugar de encuentro, las campanas dieron los tres cuartos.
Apuré un poco el paso no por la hora, sino porque la lluvia aumentaba y mientras hundía instintivamente, cual refugio del agua, entre los hombros mi cabeza….de repente una sombra rojiza se alzo sobre mí, protegiéndome del chubasco a la vez que me llamaban por mi nombre:..¡¡ Luis Laria, buenas tardes!!

Ampliar

20 abr

Qué cosas tiene la vida…

Publicado por Cepesma

Hoy he quedado con una chica que hace tres mes me envió un email desde Madrid.
En él me decía que necesitaba conocerme,  que no podía imaginar seguir sin venir a Asturias porque yo…Luis Laria, formo parte de sus sueños.
Estoy esperando a las siete de la tarde con una mezcla de sensaciones diversas y la verdad es que un poco perplejo.
Esta chica me conoció, dice ella, en un viaje a EE.UU. En Washington, concretamente, descubrió por coincidencia que alguien en España era el causante de sus reiterados sueños, y mira por dónde, ese parece ser que soy yo.
Cualquiera estaría encantado con ser el protagonista….con ser el deseo…con ser el interés de alguien así que tenga en su mente la vehemencia de conocer a alguien a pesar de todo. Sabiendo incluso que lo que desea no se lo podre dar y teniendo constancia de que solo me podrá ver a mi .
También sabe que no soy su tipo, pero aún así….hace un recorrido de muchos kilómetros para llegar a Luarca.
Esta chica se llama Sheila, es madrileña, con unos ojos negros espectaculares y una inteligencia que sale a borbotones cuando habla o escribe.
Sheila ha leído tres veces 20.000 leguas de viaje submarino, y lo más sorprendente:  es capaz de relatar fielmente la novela- Kraken, atrapados en el abismo- en la que un tal Juan Cepesma y en un rincón llamado Luarca los calamares recorren el universo.
Sheila, a pesar de saber que no podrá ver el museo de sus sueños. .ni los calamares…dice que se conforma con verme a mí….casi nada.
También dice que al ver nuestros calamares gigantes expuestos en el Museo de Historia Natural de la Smithsonnian, se emocionó y que solo faltaba una bandera de España y otra de Asturias.
Casi…nada.
Si….casi nada…Sheila, tus ocho años se quedan en casi nada, simplemente en una anécdota cronológica, porque tu edad mental supera con creces cualquier expectativa.
Merece la pena esperarte….aún sabiendo que solo podre mostrarte…un desastre, un esqueleto, un fantasma de lo que fue ese museo que te hacia soñar.

Luis Laria

Síguenos en internet

Donaciones en Paypal

Archivos

Teléfonos

+34 689.57.07.08

Dirección

Paseo del Muelle 25
33700-Luarca

Localización Cepesma

Contacto




Campos obligatorios.


Su mensaje ha sido enviado. Puede cerrar esta ventana.

Cerrar Contacto